Etiquetas

,

¿Llevar velo o prescindir de él? Quizá muchas os encontréis ante este dilema. Como siempre decimos, ésta es una decisión que debe tomarse en función del estilo de la boda, el vestido y la propia novia.

Según algunas culturas orientales, la tradición del velo nace con la intención de ocultar el rostro de la novia ya que los matrimonios eran de conveniencia y no era hasta el final de la ceremonia cuando el novio descubría a su ya esposa para verla.

Hoy en día, el velo se ha convertido en un complemento meramente estético que, en nuestra opinión, dota de gran elegancia a la imagen de la novia.

Existen varios tipos de velo que os queremos mostrar para que conozcáis las diferentes opciones. Haremos una división entre los velos cortos y los velos largos.

Velos cortos

Velo jaula o birdcage. Cubre la cara dejando la nuca al descubierto. Es un velo de estilo vintage. Se está poniendo muy de moda ya que da un aire sofisticado y además es muy versátil. Se puede usar tanto para ceremonias civiles como religiosas, en celebraciones de mañana o de tarde. Se adapta fácilmente a cualquier tipo de rostro y es igual de favorecedor para aquellas novias que luzcan pelo corto o melena larga.

Blusher. Cubre la cara de la novia por delante y la nuca hasta tocar el hombro. la medida debe ser de unos 60 centímetros de largo. Se suele llevar con vestidos de novia cortos o de líneas simples.

Al codo. Llega hasta el codo o la cintura de la novia. Debe medir unos 75 centímetros. Más adecuado para vestidos informales.

Foto: Pronovias

Cascada. Deja caer el velo como si de una cascada se tratase. Es más corto por delante que por detrás y cubre a la novia desde la cabeza hasta la cintura como una capa.

Velos largos

A la yema del dedo. Como su nombre indica, su largo llega hasta las yemas de los dedos cuando los brazos cuelgan rectos a ambos lados del cuerpo. Es uno de los más comunes ya que puede usarse con cualquier tipo de vestido de novia y es muy elegante.

Foto: La Sposa

Vals. También conocido como velo Ballet, su largura queda entre la rodilla y el tobillo. Normalmente consta de una sola capa y es una muy buena opción para aquellas que llevéis vestido sin cola.

Capilla. Velo formal cuya largura se extiende hasta el suelo y coincide con la largura del vestido. Suele llevar dos capas de tela, una más corta que sirve para cubrir el rostro durante la ceremonia y otra larga que cubre todo el vestido.

Catedral. Es el velo más formal de todos. También consta de dos capas de tela, una para cubrir el rostro y otra que se extiende como mínimo dos metros y medio de largo. Debido a su formalidad es también conocido como velo Real. Recomendable solo para ceremonias muy sobrias y formales con vestidos de cola larga.

Foto: Pronovias

Algunos tips para escoger el velo de novia adecuado:

1. Si el vestido es sencillo os podéis permitir un velo más elaborado, sin embargo, si vuestro vestido cuenta ya con suficiente ornamentación, mejor un velo muy sencillo!
2. El color del velo debe coincidir con el del vestido.
3. Para siluetas corporales con forma de pera son más aconsejables los velos hasta los hombros o codos para llamar más la atención sobre la parte superior del cuerpo.
4. Para las más bajitas son favorecedores los velos cascada ya que salen de la parte más alta de la cabeza.
5. Para siluetas anchas, mejor escoger velos estrechos que no añadan más volumen.
6. El peinado también determina el tipo de velo, o viceversa. Si tenéis muy claro cómo os vais a peinar, tenedlo en cuenta a la hora de elegir la largura y el tipo de velo.

Y vosotras ¿Habéis escogido ya vuestro velo???

J. y G.

About these ads