Etiquetas

,

Como ya os conté el pasado viernes, este fin de semana hemos ido a Londres de despedida de soltera. Lo hemos pasado genial y la verdad es que, para el poco tiempo que hemos estado y la amplísima oferta que ofrece Londres, creo que lo hemos aprovechado muy bien!! Os relataré cómo fue la despedida por si alguien se quiere inspirar…

Elegimos destino a medidados de noviembre, parecía que el fin de semana del 11 de mayo estaba lejísimos pero al fin llegó y, tristemente, pasó volando!! Queríamos que este viaje fuera una sorpresa total y absoluta para la novia y lo conseguimos. Aunque confieso que en dos ocasiones casi meto la pata hasta el fondo, el día D llegó y ella no sospechaba lo más mínimo. Nos juntamos en el aeropuerto de Stansted ya que yo volaba desde Asturias y ellas desde Biarritz. Como éramos ocho decidimos contratar un taxi que nos trasladara hasta el hotel. Desde el mismo aeropuerto salen autobuses y trenes pero lo cierto es que nos salía igual de precio y la comodidad de ir de puerta a puerta es indiscutible. Nos costó 91 libras el trayecto de ida a Londres y 85 la vuelta hasta el aeropuerto.

Nos alojamos en el Easy Hotel Earl’s Court. Es altamente recomendable para una visita de pocos días y con presupuesto ajustado. Yo he estado dos veces, el año pasado cogimos una habitación más grande y con ventana y estaba genial (el inconveniente es la luz que entra desde muy temprano en la habitación). En esta ocasión sólo estaban disponibles las habitaciones más pequeñas y sin ventana, aunque casi había que hacer turnos para entrar, para dos noches no está tan mal… Es un sitio limpio y una habitación doble costaba 40 libras la noche!!! Además, me encanta la zona donde está ubicado, cerca del metro de Earl’s Court y de una calle llena de vida, supermercados, cervecerías, restaurantes…

Para nuestra salida nocturna del viernes contratamos un Tour, podéis ver los detalles aquí. Lo pasamos muy bien y, como no conocíamos absolutamente nada, nos facilitó el trabajo, el único “pero” es que eramos las mayores del grupo!! Lo recomiendo más bien para gente entre 20 y 25 años.

El sábado fue un día intenso. Desayuno a las 9 en un Starbucks cercano al hotel y metro hasta la parada de Westminster para comenzar una ruta a pie: London Eye (en la lejanía), Big Ben, Abadía de Westminster hasta Trafalgar Square, paseo por St. James Park y Buckingham Palace.





Después decidimos coger un autobús para llegar hasta la Torre de Londres y el Puente de la Torre, así pudimos aprovechar para ver el resto de la ciudad. El metro es rápido pero te pierdes mucho viajando en el subsuelo!!! Pudimos disfrutar de un paseo en el típico autobús rojo, descansar y de paso ver la Catedral de Saint Paul…


Después de comer nos acercamos hasta Candem, un lugar curioso sin duda aunque cuando vuelva, no creo que repita. Paseamos entre sus tiendas y nos tomamos un descanso en una terraza, una vez repuestas las fuerzas, metro y a Harrods!!


Yo no conocía estos grandes almacenes y la verdad es que me encantó ir como colofón para un día lleno de actividad. Fuimos pasadas las 7 de la tarde con la duda de si estarían abiertos aún. Tuvimos suerte, cerraban a las 8 y nos dio tiempo a darnos un paseo entre los lujosos vestidos, zapatos y complementos de las grandes firmas (qué momento!!!) y, por supuesto, nos dimos una vuelta por la sección de dulces, chocolates…

Para acabar este ajetreado día, cenita en un restaurante italiano cercano al hotel y fin de la despedida que el domingo tocaba madrugar para ir al aeropuerto.

Y este fue nuestro fin de semana en Londres, la novia encantada y las demás también!!! Yo estoy deseando volver de nuevo…

Muchas gracias a E. por estas fotos que he tomado prestadas (me dejé la cámara en casa!!!)

¿Qué os parece una despedida así? ¿Habéis preparado alguna vez un viaje sorpresa para alguien??

J.

Anuncios