Hace ya tiempo que no os enseño lugares de cuento en los que celebrar una boda inolvidable. Como ya habréis podido adivinar, los palacios, conventos, caseríos…son mi debilidad. Creo que son lugares que ofrecen muchas posibilidades a la hora de hacer las fotos, se pueden aprovechar distintos espacios para los diferentes momentos de la boda y además, muchos de ellos permiten celebrar la ceremonia allí mismo. Hoy haremos una excursión mentalmente hasta Vizcaya para visitar el Convento San Roque.

Este antiguo convento de Clarisas reconvertido en Hotel-Restaurante data del S.XVII. Siglos de historia recogidos en paredes y estancias que se transforman en testigos ideales para el inicio de una vida en común.

En el claustro se realizan las ceremonias civiles…

Cuenta con un comedor con capacidad para 120 personas…

Y una carpa exterior acristalada con capacidad máxima para 300 personas.

Los fogones de su restaurante combinan los mejores ingredientes con altas dosis de innovación para satisfacer los paladares de vuestros invitados. Disponen de menús establecidos que pueden ser modificados por los novios para diseñar un banquete a gusto de cada pareja.

Asimismo, en el Convento San Roque podréis contratar otros servicios como la música, barra libre, fotógrafo…

También disponen de un pub cercano para que vuestros invitados sigan la fiesta!!

¿Os gustan tanto como a mi los conventos y palacios para celebrar bodas??

J.

Anuncios