Etiquetas

, ,

¿Habéis decidido ya destino para vuestro viaje de novios? Hoy os quiero proponer un maravilloso lugar para disfrutar de vuestra Luna de Miel: Tailandia.


Para ello, he contado con la inestimable colaboración de mi hermana I. que nos relata su experiencia para daros ideas sobre qué visitar, dónde ir o qué actividades realizar. Espero que os guste!!!

Luna de Miel con sabor asiático…

Uno de los destinos más visitados del continente asiático es, sin lugar a dudas, Tailandia. Situado en el sureste del continente, Tailandia supone un muy atractivo destino para ir de viaje novios. Su precio y la combinación de exotismo, tradición, cultura, playas, masajes y compras lo convierte en un país muy atractivo para una luna de miel inolvidable.

Aunque Tailandia es un destino para cualquier época del año –ya que siempre disfruta de buena temperatura-, es conveniente tener en cuenta que de septiembre a noviembre es época de lluvias y que la temporada alta va de noviembre a febrero. Si planificas tu viaje de novios entre los meses de febrero y agosto, estás de enhorabuena porque no tendrás que meter el paraguas en el equipaje ni sufrirás el excesivo calor ni la marabunta de turistas propios de la temporada alta.

Tailandia es un país suficientemente fácil y seguro como para organizar el viaje por vuestra cuenta, aunque si no lo veis claro, también hay multitud de ofertas de agencias que organizan viajes a Tailandia, ajustando el itinerario a la duración del viaje. Mi recomendación, sin duda alguna, sería que organizarais el viaje por vuestra cuenta, ya que podéis ajustar el itinerario, las estancias, las visitas y los hoteles a vuestro gusto. Lo único que necesitáis es saber un poco de inglés para poder entenderos una vez allí.

Si finalmente os decidierais a organizar el viaje por vuestra cuenta, no dejéis de comprar una buena guía del país. Yo siempre viajo con Lonely Planet.

El número y tipo de lugares a visitar dependerá de los gustos personales de la pareja y la duración del viaje, pero mi recomendación, dada la lejanía del destino, sería una duración de 3 semanas dividiendo el viaje en tres etapas de 1 semana cada una: Bangkok, absolutamente indispensable, para realizar todo tipo de compras; Chiang Mai para conocer la tradición y disfrutar de la naturaleza y, finalmente, una isla con encanto como Ko Phi Phi para disfrutar de playa, relax y vida nocturna.

Bangkok, capital de Tailandia, es una ciudad con muchos habitantes y  mucha actividad, mezcla de modernidad y tradición donde podréis ir de compras a modernos centros comerciales (como el lujoso Siam Paragon Center o el enorme y archiconocido MBK Shopping Center) y mercados callejeros, visitar espectaculares templos y parques de ocio o disfrutar de una intensa vida nocturna.

http://www.disfrutabangkok.com/

En Bangkok no os podéis perder el Palacio real, el gran buda, el barrio chino, un paseo en las típicas barcazas por el río Chao Phraya, un desplazamiento en tuk-tuk por la ciudad, un masaje tailandés (los hacen para parejas en la misma estancia para que podáis disfrutar juntos) y una visita al mercadillo de Chatuchak, el más grande del mundo, que se celebra todos los domingos.

Palacio Real

Chinatown

Si tenéis oportunidad, merece mucho la pena coger un tren a Ayutthaya, patrimonio de la humanidad por sus ruinas, o una excursión organizada a algún mercado flotante cercano a Bangkok.



Fotos en Ayutthaya

De Bangkok podréis llegar a Chiang Mai en tren (toda la noche viajando) o en avión. Teniendo en cuenta que existen varias compañías locales de bajo coste (por ejemplo, Air Asia), mi recomendación –y más teniendo en cuenta que estamos hablando de un viaje de novios- sería coger un avión que en una hora escasa os llevará directamente a Chiang Mai.

Chiang Mai posee una gran riqueza cultural (con una parte antigua de la ciudad rodeada de una muralla y una fosa) y espiritual (con docenas de templos  por toda la ciudad y alrededores) así como la posibilidad de realizar excursiones al aire libre, paseos sobre los lomos de un elefante, visitas a poblados tribales de las montañas, artesanía, eventos y festivales tradicionales o visitas a zoos y parques naturales.

Si no sois muy miedosos, podéis alquilar una pequeña motocicleta para recorrer toda la ciudad y visitar uno a uno todos los centros budistas que ofrece, siempre recordando que tenéis que conducir por el lado izquierdo! El templo más conocido de Chiang Mai es el Doi Suthep, que se encuentra en lo alto de una montaña. Para entrar en el templo hay que cubrirse las piernas y los brazos y descalzarse a la entrada. Allí se puede comprar incienso y flores para ofrendar a Buda en un ritual típico que no podéis dejar de hacer.

Si os gustan los animales, no os podéis perder la excursión con los elefantes ni la visita a The tigers kingdom. El paseo en elefante es, sin duda, una aventura imperdible en Chiang Mai. Hay muchas agencias que lo ofrecen, pero cuando vayáis a contratarla, tened en cuenta las actividades que incluyen porque lo ideal es contratar un pack que incluya, no sólo el paseo, sino también alimentar al animal y bañarlo en el río.



La visita a la fábrica de seda, donde explican todo el proceso de creación de este típico tejido desde el cultivo de los gusanos de seda hasta la tienda donde te ofrecen los productos elaborados (corbatas, camisones, vestidos…) puede resultar también muy interesante.

El principal centro de compras de Chiang Mai es sin duda el Bazar nocturno que se extiende a lo largo de varias manzanas y donde encontraréis numerosos puestos con piezas artesanales. También hay muchas tiendas de artesanía dispersas por el centro de la ciudad. Entre los objetos más destacados están los elaborados con madera tallada,  vajilla de celadón, sombrillas pintadas, platería, seda y algodón.

Foto: www.tailandia.net

Para llegar a Ko Phi Phi (Ko significa isla en Tailandés) tendréis que coger un vuelo al aeropuerto de Phuket, la isla más grande de Tailandia y muy conocida por su vida nocturna. Aunque los viajes organizados a Tailandia siempre incluyen esta isla como uno de los principales destinos turísticos de Tailandia, no es nada recomendable para un viaje de novios por tratarse de un turismo muy masificado y básicamente de carácter sexual y de borrachera. De ahí que mi recomendación sea, sin lugar a dudas, coger el ferry de Phuket a Ko Phi Phi, una isla mucho más pequeña y mundialmente famosa por su espectacular belleza.

Es una isla sin vehículos a motor y con un ambiente muy joven. No encontraréis mucho lujo, pero sí un ambiente relajado por el día y muy animado por la noche. Al ser una isla tan pequeña, todo está cerca, así que moverse resulta facilísimo, a diferencia de otras ciudades de Tailandia.



Buceo y submarinismo son algunas de las actividades al aire libre más excitantes y valoradas en las islas. Las transparentes aguas ofrecen una fantástica oportunidad de disfrutar del enorme ecosistema marino que ofrecen. También pueden realizarse otras muchas actividades como escaladas por los acantilados, kayak, excursiones por el terreno o simplemente tomar el baño en un entorno tan bello como el que ofrecen estas islas.  Otra posibilidad es contratar los servicios de una embarcación para ver las cuevas de la isla y disfrutar de las playas menos visitadas.

¿Qué os ha parecido este recorrido por Tailanda? ¿Os gusta como destino para vuestro viaje de novios?

Feliz lunes!!

J.

Anuncios