Aunque el buen tiempo en el Norte no llega hasta finales de junio (con suerte), cuando algún soleado y caluroso día aparece a modo de espejismo en esta primavera más bien gris, empieza a apetecer disfrutar de un rico helado sentada en un parque o paseando por la playa.

Si ésta es una de vuestras perdiciones, hoy os propongo una boda… al rico helado!!!

Podéis incluir esta dulce tentación en vuestras invitaciones…

Vía

Mirad este carrito de sabrosos helados para vuestros invitados…

Vía

O esta furgoneta, ideal para una boda vintage…

Vía

No os olvidéis de los muñecos de la tarta, si sois fanáticos del helado, que se note!!!

Vía

Vía

¿Qué regalar a los invitados? Unas galletas con forma de helado vendrán bien para reponer fuerzas…

Vía

También podéis regalarles unas toallas presentadas de esta forma tan apetecible!

Si os gustan aquí podéis encontrar diferentes modelos.

Por supuesto, no puede faltar un buffet de helados…

Melissa Schollaert Photography

Marianne Taylor Photography

Debéis cuidar cada detalle. Las tarjetas de agradecimiento, los nombres de los comensales, las minutas… todo quedará mejor si incluís un diseño inspirado en ricos helados!

Vía

¿Por qué no cambiar los tradicionales números de mesa por sabores de helados?? Cheese Cake, Vainilla, Cookies, Chocolate…

Jose Villa Photography

¿Os gusta la idea de celebrar una boda “helada”?

J.

Anuncios