Etiquetas

, ,

Hace un tiempo conocí El Desván de Manuela y desde ese momento me quedé enganchada a sus creaciones. Maravillosos tocados y turbantes capaces de transformar el vestido más sencillo en un outfit sencillamente perfecto. Me he animado a pedirles que nos dieran unas claves para no fallar nunca a la hora de elegir el tocado o turbante más adecuado para cada ocasión. Asimismo, les he propuesto una serie de vestidos para que nos sugieran con cuál de sus preciosos tocados lo combinarían (Os los muestro a lo largo del post…). A ver si os sirven de inspiración!!!!

A continuación, el resultado de su estupenda colaboración…


“Lo primero darle las gracias a nuestras amiga J. por haber pensado en nosotras para este post…es un lujazo!!!

Aunque hay mucha teoría y mucha letra escrita en lo que al protocolo del uso de tocados y pamelas se refiere, yo estoy convencida de que no hay nada como en sentido común, y el “donde fueres haz lo que vieres”…que dicen nuestras santas madres…y es que, si bien es cierto que los tocados y pamelas grandes son más apropiados en bodas de mañana y para espacios grandes, si es la novia quien te dice que le haría muchísima ilusión que lleves un tocado “importante” en su boda porque todas sus amigas íntimas lo van a llevar, no es peor darle un disgusto a tu amiga que saltarse el protocolo…????Vamos, digo yo…

Otra cosa importante, en este tema como en todo lo que al fashion business se refiere, es “sentirse a gusto con lo que se lleva”, porque ya se puede llevar un vestido de Valentino y un tocado de Philip Treacy (o de El Desván de Manuela, faltaría…) que si una se siente “disfrazada”, el resto la van a percibir como “disfrazada”…genio y figura chicas!!!

Dicho lo dicho, os voy a dar las que para mi son las claves para “acertar”:

1. Las pamelas mejor en bodas de mañana y en espacios abiertos y al aire libre. Ideales para una boda en una finca, por ejemplo. Nunca quitarlas hasta que la comida haya terminado. Mejor cuanto más grandes…para llevar una pamela del tamaño de un plato de postre, mejor decantarse por un tocado. Si es posible, la pamela con el pelo recogido.

2. El tamaño del tocado o pamela debe ser inversamente proporcional al largo del vestido.

3. Los tocados y turbantes son apropiados para bodas de día y de noche. Lo más habitual es que en las bodas de mañana el tocado sea de mayor tamaño que si la boda es de noche.

4. En cuanto a los colores, mejor en el mismo color del vestido o rompiendo totalmente…no nos gusta nada eso de “en la gama”…


5. Actualmente son tendencia (y si no lo son, lo van a ser…palabra de gurú), las coronas de flores. Siempre con pelo suelto o semi-recogido y cuanto más “silvestres”, mejor…

6. Si llevas tocado o pamela cuidado con el resto de complementos…pasar de estar “súper chic” a parecer un árbol de Navidad es cuestión de nada…

Y lo más importante…ante la duda…pregunta!!!!!!! “

¿Qué os han parecido sus consejos? Si os han cautivado sus tocados como a mí podéis seguirles en su página de Facebook (aquí) en la que muestran sus “obras de arte” lucidas por sus clientas para que podáis ver lo bien que sientan!!!

Muchísimas gracias a Natalia y Ana por su colaboración y por darnos las claves para estar siempre perfectas!!

J.

Anuncios